Trucos para calentar la casa sin poner la calefacción

Muchas personas creen que es imposible mantener la casa caliente sin poner calefacción, pero esto no es cierto. Aunque…. no es tan simple, según nuestro equipo de servicio técnico es imprescindible aplicar una serie de trucos para lograrlo y hacer que las bajas temperaturas no repercuten negativamente en nosotros durante el invierno. 

El secreto para calentar el hogar sin recurrir a estos aparatos es saber utilizar los electrodomésticos que tenemos (aunque en época de frío generen un calor más escaso) y sacarle provecho a la energía solar que entra en nuestro hogar. ¿No sabes cómo conjugar estos elementos? ¡Presta atención!

Ventile el hogar durante poco tiempo

Una forma de calentar la vivienda en época de frío es ventilando la casa en aquellos momentos donde los rayos del sol hagan contacto con la vivienda, por ejemplo; en la mañana al despertarse. Eso sí, tenemos que hacerlo durante solo unos cinco minutos, máximo 10 si las ventanas de nuestra casa son pequeñas.

 

Zonificar el calor

Hay que evitar que el frío se distribuya por todo el hogar, de modo que es importante condensar el calor en ciertas áreas. Pero ¿cómo? La mejor forma es manteniendo cerradas las puertas con acceso a estancias a las que no entramos, ya que esto produce pequeños aportes de calor a la vivienda.

No le dé la espalda al sol

En aquellas instancias en la que el sol incida sobre la casa se recomienda tener los huecos cubiertos, pero no hay que obstaculizar la entrada de luz al interior. Sin embargo, no tenemos que abrir las ventanas, si no el calor se fugará de la casa

Utilizar alfombras “mágicas” y aprovechar la madera

El uso de alfombras “mágicas” permite disminuir la pérdida de calor por el suelo. Las que están hechas de lana virgen o de algodón de pelo largo suelen ser bastante cálidas, de manera que actúan como eficientes aislantes térmicos ante la humedad y el frío.

Por otro lado, los especialistas de nuestro servicio técnico aseguran que la madera aporta calidez de forma natural, por ello, recomiendan utilizar su poder térmico en zócalos, mobiliario, suelos y en toda la carpintería interior como ventanas interiores, mesas, puertas, etc.

La cinta adhesiva para tapar fisuras

Una opción barata que se puede utilizar para ayudarnos a mantener la casa caliente es el uso de cinta adhesiva aislante para “sellar” aquellos huecos existentes en ventanas, puertas y rendijas. Esto se hace con el propósito de impedir la entrada de aire frío en el interior.

Colocar los muebles en sitios estratégicos y cortinas dobles

Las áreas ubicadas junto a los muros exteriores suelen ser más frías que las zonas interiores, por lo que situar los muebles en estas partes más cálidas nos ayudará a sentirnos más abrigados y confortables.

Un truco bastante efectivo es usar cortinas dobles: una fina que permita la entrada de la luz y el calor natural, y una gruesa para colocarla en la noche a fin de evitar el paso del aire frío. No olvidemos que las ventanas dejan escapar bastante calor.

Si quieres conocer otros trucos útiles para ayudarte a calentar la casa sin poner la calefacción, nuestra empresa de servicio técnico SAT en la provincia de Pontevedra está a vuestra entera disposición.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *